Skip to content Skip to footer

Se trata de una nueva técnica fotográfica llamada «GigaPan». Es un gran mosaico de fotografías que se superponen unas a otras hasta componer una imagen completa. En el caso del retablo, está compuesto por 228 fotografías de alta resolución. Si se mandara imprimir a máxima calidad, el tamaño del papel sería aproximadamente el de una pista de tenis. La iluminación habitual del santuario se completó con 12.000 vatios más de potencia lumínica. Ha sido realizado por la Fundación Beta Films de Madrid.