Skip to content Skip to footer

Huelva, Andalucía

 

Peregrinos onubenses trajeron esta imagen el 10 de mayo de 1986.

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

Debe su nombre a una leyenda según la cual la Virgen se apareció a un zapatero que sufrió un desvanecimiento de camino hacia Gibraleón. La Virgen entonces le habría ofrecido la cinta con la que ceñía su cintura para calmarle los dolores. Es la Patrona de Huelva y una de las imágenes que más emociona a los onubenses. La Virgen de la Cinta es homenajeada a principios de septiembre por la localidad, que celebra las fiestas patronales en honor a esta imagen. Esta tradición data del siglo XIX, aunque no fue hasta 1862 cuando el Ayuntamiento de Huelva hizo oficial su celebración, de la que ahora disfruta toda una ciudad.

Además de los recintos habilitados para los conciertos -situados en La Merced y La Orden- y la programación pensada para los pequeños, esta fiesta tiene un origen religioso que se muestra a través de las procesiones, las ofrendas florales y los cultos a la Virgen durante estos días. Así, el 18 de agosto se produjo la bajada de la Patrona de Huelva hasta la Catedral de la Merced, mientras que el 8 de septiembre subirá hasta su Santuario, donde permanecerá hasta el próximo año.

La imagen fue encargada en 1616 por el XVIII Duque de Medina Sidonia. Su destino original era el Convento de Nuestra Señora de la Merced de Sanlúcar de Barrameda, aunque dos años después, el 4 de septiembre de 1618, fue trasladada hasta el templo mercedario de Huelva.