Skip to content Skip to footer

Covadonga, Asturias

 

La Virgen de Covadonga llegó a Torreciudad el 1 de julio de 1984. La asociación «Amigos de Covadonga» dejó esta reproducción y un cuadro de la Santa Cueva.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

La historia de la Virgen de Covadonga inicia con su aparición en el real lugar de Covadonga, Asturias. En ese lugar, Don Pelayo, primer Rey de Asturias, lideró la primera victoria sobre los moros en toda la Península Ibérica en el año 722. Cuando estaban a punto de luchar, la virgen de Covadonga se le apareció a Don Pelayo sin decir una palabra. En el momento en que él se apartó para ver a los invasores árabes acercarse y luego se volvió hacia ella para pedirle ayuda, ella ya había desaparecido dejando atrás su estatua. Sorprendido mientras esperaban que el enemigo avanzara, Don Pelayo pidió su especial protección en la batalla. Los árabes comenzaron el ataque enviando flechas a los soldados católicos detrás de los acantilados de piedra. Pero ya en este primer ataque, algo extraordinario sucedió. Las flechas regresaron contra los arqueros musulmanes matándolos. En ese momento se desató una terrible tormenta. La Virgen de Covadonga hizo que la propia montaña cayera sobre los soldados de Mahoma. Desde ahí, el día de la Virgen de Covadonga se celebra cada 8 de septiembre.