Skip to content Skip to footer

Ica, Perú

 

La familia Morón Gejaño, peregrinos peruanos residentes en Barcelona, hicieron entrega el 29 de agosto de 2021 de una reproducción de la Santísima Virgen del Rosario de Yauca, Patrona de la localidad peruana de Ica, en acción de gracias por un favor familiar.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

La Virgen del Rosario de Yauca es venerada hace muchos años; desde la época colonial. Pero mucho antes Yauca era un sitio bastante conocido y respetado por los indígenas. Fue la ruta obligatoria para quienes viajaban a Querco, Huancapi, Andahuaylas y algunos otros pueblos de Ayacucho, Huancavelica y Apurímac. A comienzos del siglo XVIII, en la inmensa y desolada pampa de Yauca, que se extiende al sureste de la ciudad de Ica, fue encontrada escondida entre matorrales por los lugareños una pequeña escultura de Nuestra Señora del Rosario, con el Niño Jesús y un rosario nacarado en sus manos. Se presume que la imagen, de aproximadamente 60 cms. de altura, fue abandonada por arrieros que al bajar de la serranía ayacuchana se perdieron en medio del desierto iqueño. Según los testigos presenciales, que suscribieron un acta con los hechos que hemos narrado, el acontecimiento ocurrió el 3 de octubre de 1701. Gracias al documento sus nombres no quedaron en el olvido; fueron ellos Nicolás Ortega, Diego Gutiérrez y Francisco Córdova.

Pensaron entonces en trasladarla a Ica, pero al intentar levantarla no lo consiguieron. Interpretaron el hecho como un deseo de la Madre de Dios de permanecer en aquellos descampados. Con la ayuda de Calixto Muñoz le edificaron una sencilla capilla en las inmediaciones; y fue sólo después de una plegaria suya que la imagen se dejó conducir suavemente a su nueva morada, ante el asombro de toda la concurrencia. La noticia corrió por valles y montañas, y desde entonces la Virgen de Yauca es venerada por sus hijos iqueños, que la hicieron su Patrona, y especialmente en el mes de octubre le tributan filial y cálida devoción.