Skip to content Skip to footer

Llardecans, Lérida, Cataluña

 

La parroquia de Llardecans (Lérida) se trasladó a Torreciudad el día 5 de mayo de 2007 para hacer su romería de mayo y traer una réplica de la Virgen de Loreto, patrona de la localidad.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

La devoción a la Virgen de Loreto, extendida por todo el mundo, fue especialmente viva en los países Catalanes a lo largo de los siglos XVII y XVIII, durante los cuales numerosas poblaciones erigieron capillas y santuarios con esta advocación. Probablemente es alrededor del siglo XV cuando se concreta la leyenda que tiene que ver con Llardecans, según la cual todo comienza con la entrada de un grupo de soldados en una aldea derruida, en cuya iglesia, uno de ellos encontró una imagen de la Virgen, de piedra, que se llevó a la mochila. De vuelta a su casa, en una de las etapas pernoctó en las afueras de Llardecans. Al día siguiente, cuando intentó seguir el camino, el peso de la mochila era tan grande que no podía con ella. Interpretando que este hecho se debía a la voluntad de María de permanecer en aquel lugar, el soldado la protegió bajo una «mateta» y, a pesar de todo, siguió su camino de regreso. Descubierta aquella imagen por la gente del pueblo, enseguida empezaron a venerarla allí mismo, bajo la advocación de Loreto, erigiendo un pequeño oratorio. Con la voluntad de darle una estancia más digna, pronto decidieron edificar una capilla en el pueblo, más el día del traslado de la imagen la encontraron derribada. Al ver que lo mismo sucedía por segunda vez, los habitantes del pueblo quisieron ver un designio de la Virgen y optaron por edificar una capillita cerca del lugar donde está la actual, fuera de los muros de la villa. Al cabo de pocos años, esta capilla primitiva fue sustituida por otra, que se inauguraba el día de San Juan del año 1628 y que, a su vez, sería sustituida por la capilla actual, inaugurada el 15 de Agosto de en 1760, después de varios años de trabajos difíciles. La figura de María como Madre de la fe y ha exhortado a los fieles a ver a María como Hogar y como Refugio ya que Loreto hace referencia a la casa de la Virgen María, la Santa Casa donde nació la Virgen María, trasladada milagrosamente de Nazaret en Loreto (Italia).