Skip to content Skip to footer

Barcelona, Cataluña

 

Acompañada por una muchedumbre de devotos de esta advocación mariana, fue depositada esta imagen en Torreciudad el día 5 de abril de 2003.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

Cuenta la tradición que la noche del 24 de septiembre de 1218, la Virgen se apareció simultáneamente al rey Jaime I, a san Pedro Nolasco y a san Ramón de Penyafort. A los tres les pidió que creasen una orden de monjes dedicados a salvar cristianos encarcelados por los sarracenos. Eran tiempos de guerra religiosa. Siglos más tarde, en 1687, Barcelona sufrió una plaga de langostas y se puso en manos de la Virgen de la Mercè. Acabada la plaga, el Consejo de la Ciudad la nombró patrona de Barcelona. Pero el Papa no ratificó la decisión hasta dos siglos más tarde, en 1868.