Skip to content Skip to footer

Banneux, Bélgica

 

Un grupo de sacerdotes belgas que pasaron unos días en el santuario y trajeron en peregrinación la imagen de Nuestra Señora de Banneux, el día 16 de junio de 2005.

 

INFORMACIÓN SOBRE ESTA ADVOCACIÓN

Desde el 15 de enero al 2 de marzo de 1933, la Virgen María se le apareció 8 veces a una niña de 11 años, Mariette Beco. Mariette Beco, nativa de Banneux, reportó en la década de 1930 ocho apariciones de la Bienaventurada Virgen María, entre el 15 de enero de 1933 y el 2 de marzo del mismo año. Ella señaló que vio a una mujer vestida de blanco, que declaró que ella era la Virgen de los Pobres y le dijo: «Creed en mí, yo creeré en vosotros». En una visión, la Virgen pidió a Mariette reservar agua de una pequeña fuente y después declaró que la fuente curaría a los enfermos. Después de las apariciones, muchos peregrinos han acudido al lugar. Hoy brotan alrededor de 2000 galones de agua al día y se han notificado numerosas sanaciones milagrosas. Después de las apariciones, Mariette Beco decidió tener una vida privada y familiar reservada. Una pequeña capilla se erigió donde la Virgen solicitó que se construyera.