Skip to content Skip to footer

Uno de los campos de trabajo voluntario que tienen lugar estos días, en el santuario y sus alrededores, consiste en la limpieza de los accesos a la ermita. En la imagen los chicos del club Glera, de Logroño.