Skip to content Skip to footer

Lucas nos envía este testimonio sobre Torreciudad:

«Mi esposa Jessica y yo, Lucas, somos brasileños. En 2016 visitamos Torreciudad por primera vez en un viaje que hicimos por España en busca de la historia de san Josemaría y de la Obra. Todavía éramos novios. Pero ahí, en el santuario, mientras mirábamos en silencio el embalse, al lado de la antigua ermita, después de ver claro que Jessica era mi vocación, le pedí a la Virgen que yo pudiera un día volver al santuario, casado con Jessica y con un bebé en los brazos.

Y a mediados de julio de 2020 esto se ha realizado. Hemos visitado Torreciudad un año después de que empezamos a vivir en Barcelona por motivo de mi doctorado. Y llevábamos a Joana, nuestra hija, en los brazos, nacida el 10 de mayo, en medio del confinamiento. Tuvimos la oportunidad de agradecer a la Virgen y hacer el ofrecimiento de nuestra hija a ella.

Y hemos también conocido a don Pedro Díez, y cumplido nuestro propósito de darle las gracias a él y a todos los sacerdotes del santuario por su servicio durante el confinamiento. Asistíamos a la misa por YouTube y sus oraciones, palabras y perseverancia han sido nuestra fuerza.»