Skip to content Skip to footer extreme-bondage.cc

La Inmaculada de Éfeso visitó Torreciudad

Durante el fin de semana hemos acogido en Torreciudad la peregrinación «Madre Ven», la visita de la Inmaculada de Éfeso. Se trata de una iniciativa puesta en marcha por un grupo de laicos y sacerdotes que rememora, en este año Jacobeo, la visita de la Virgen María al Apóstol Santiago en el año 40 desde su casita en Éfeso hasta las orillas del Ebro, para animarle y darle esperanza cuando se encontraba triste y abatido. «Madre Ven» está llevando por toda España una imagen de la Inmaculada Concepción llegada desde Éfeso por avión. La peregrinación inició el camino el 1 de mayo en la basílica del Pilar de Zaragoza, está recorriendo los lugares más significativos de la espiritualidad en España y concluirá su recorrido en el santuario del Cerro de los Ángeles ante el Sagrado Corazón de Jesús el 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar.

Ayer por la tarde llegó la imagen procedente de Lleida y fue adornada con flores y colocada en sus andas junto a la Virgen peregrina de Torreciudad, que la esperaba a la entrada de la Oficina de Turismo del santuario. A las 16:30 h. los fieles acompañaron ambas imágenes, precedidas de crucifijo y ciriales, por los soportales norte de la explanada, mientras las campanas repicaban con fuerza dando a todos la bienvenida.

Al llegar al templo, las notas vibrantes del órgano acogieron la entrada de la peregrinación y la Inmaculada quedó instalada en el presbiterio. A las 17:00 h. se rezó el Rosario con el Santísimo expuesto y el rector, Ángel Lasheras, dio la Bendición a los fieles. A las 18:00 h. se celebró la Santa Misa, y la imagen ha presidido también todos los actos litúrgicos celebrados en el santuario a lo largo del domingo.

A última hora del día, los fieles han despedido a la Inmaculada, que ha emprendido viaje hasta la siguiente etapa de la peregrinación, el Monasterio de Nuestra Señora del Pueyo, cerca de Barbastro, desde donde partirá hacia tierras sorianas.

Conchita está siguiendo la peregrinación con su marido desde hace muchas jornadas: «Estoy muy emocionada, muy contenta de ver a todas las personas que están aquí acompañando a la Virgen con tanta fe, con tanto cariño… Ella se lo merece todo». Para Juan María, uno de los voluntarios, «el recibimiento fue muy bonito, y la Bendición con el Santísimo el colofón del día, porque María siempre nos lleva a Jesús, y ahí estaba la Inmaculada, diciéndonos que miráramos al Señor Sacramentado».

Ambrosio es uno de los organizadores e impulsores de esta iniciativa apostólica: «Madre Ven está recorriendo los santuarios más significativos de nuestra fe, los más importantes de toda la geografía nacional, y no podía faltar la visita a Torreciudad. En este lugar a la Virgen se la mima, se la cuida, Ella se siente muy querida, y no me cabe la menor duda de que hoy la Inmaculada está feliz de haber venido aquí».