Skip to content Skip to footer

Un centenar de caminantes ha salido a las 7 de la mañana a pie, desde Barbastro y Fonz, para llegar a la misa de 13.15, en la que se reúnen cada año en recuerdo de la romería que la familia Escrivá hizo a la antigua ermita, en agradecimiento por la curación de su hijo Josemaría.