Skip to content Skip to footer
Durante este fin de semana se ha celebrado en Barbastro y Torreciudad la 41ª Reunión Anual de Delegados del Patronato de Torreciudad y la Asamblea General de Socios.

GALERÍA DE FOTOS – Clica encima de la imagen

Reunión Anual Delegados Torreciudad 2016

 

«LAS MANOS DE UNA MADRE», por mons. JAVIER CREMADES

La mañana del sábado 5 de marzo se dedicó a realizar el recorrido de la Ruta de san Josemaría en Barbastro, iniciativa de la Asociación de Empresarios de la ciudad. Los Delegados pudieron conocer los lugares más significativos de la capital del Somontano relacionados con la vida del fundador del Opus Dei: plaza del Mercado, Ayuntamiento, colegio de los Escolapios, catedral, paseo del Coso…

Por la tarde los actos empezaron a las 18:15 h. en el Centro de Congresos de Barbastro con la bienvenida por parte del presidente de la Junta de Gobierno, Fernando Curiel, el rector del santuario, mons. Javier Cremades, y el presidente de la Junta Directiva, Félix Navas. Juan Emilio Estil.les desarrolló una memoria gráfica de lo acontecido durante el año 2015 en Torreciudad y repasó los principales eventos previstos para 2016. A continuación el rector impartió la conferencia «Las Manos de una Madre», en la que explicó el papel de la Virgen María en este Año de la Misericordia convocado por el papa Francisco, y en el que se puede ganar la Indulgencia jubilar y atravesar la Puerta Santa en Torreciudad. Finalmente hubo una sesión de trabajo titulada «¿Para qué nos sirve el marketing?» que dio el Director de Comunicación, José Alfonso Arregui. La cena fue en la Hostería El Tozal y contó con la actuación del cuadro de jota «Aires monegrinos».

El domingo por la mañana tuvo lugar a partir de las 10:00 h. la Asamblea General de Socios, en la que se aprobaron las cuentas, nombramientos y otros asuntos previstos en el orden del día. A las 11:00 h. Juan Manuel Mora, vicerrector de Comunicación de la Universidad de Navarra, disertó sobre «Siete lecciones del papa Francisco para la nueva evangelización». Los participantes se desplazaron después al santuario para asistir a la Misa del peregrino y realizar la tradicional foto de familia en las escaleras del templo.