Skip to content Skip to footer

Diversas razas, culturas y familias honraron a Nª Sª de Torreciudad ofreciéndole un variado abanico de objetos, flores y productos de la tierra. Llegaron desde el sur de la India, de Bolivia, y de diversos lugares de la geografía española, para expresar su devoción a la Virgen de esta forma tan sencilla y tradicional.