Skip to content Skip to footer

Queridísima Madre:
Vengo aquí a tus brazos a darte las gracias porque la semana pasada no me llamaron y hoy he cogido ya el alta voluntaria. No estoy recuperada del todo pero no quiero problemas…te pido por favor, que me vaya recuperando poco a poco ( yo estoy poniendo de mi parte) sin contratiempos, si tú lo quieres, claro porque una cosa es lo que yo quiera y otra, lo que Tu quieras para mí…
¿Cómo te recompenso por tanto? Juntas lo pensaremos. Te quiero con locura. Tengo muchas ganas de verte.