Skip to content Skip to footer

SÍ, Madre Mía, al Señor le diste.
SÍ, quiero decirle hoy y todos los días.
SÍ, a las cosas que me brinda.
SÍ, a todas las contradicciones y alegrías.
SÍ, como Tu Madre Mía
SÍ, sin titubeos y confianza.
Sí, al dejarme hacer como hiciste Tu un día.
SÍ, a no renunciar nunca al Amor más puro.
SÍ, a luchar por un corazón como el tuyo.
SÍ, Madre Mía a seguir tus pasos en mi vida.
SÍ, a todo lo que el Señor me pida.
SÍ, a pasar como Tu María, siempre desapercibida.
SÍ a la vida, al amor y a la familia.
SÍ Madre Mía, hoy entro de puntillas en tu corazón inmaculado, aquí me acurruco como una Niña…
SÍ Madre hoy es tu día…
Quiero gritar contigo al unísono:
¡¡¡FIAT!!!
Felicidadeeessss Madre Mía!!!