Skip to content Skip to footer

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS Madre Mía, te como a besos….Eres única y tan buenaaaaaaaa. Los resultados han salido buenos. Seguimos controlando pero la cosa va bajando y eso es muy buenoooooo.
Madre Mía, si es que me tienes anonadada. No te merezco, de verdad que no, sin embargo te necesito tanto conmigo.
Ya sabes que soy un poco tozuda así que sigo pidiendo por su trabajo. Va a llevar un nuevo currículum a una uni dónde le han dicho que hay vacantes. Por favor Madreeeeee, dale trabajo.
Debo rectificar Madre la operación de su hermano no es hoy, es mañana y tu día, también Jueves Eucarístico, nada es por casualidad, cúrale que si no a su hermana le va a dar un infarto porque todo lo hace suyo. No te me olvides de Lorena, aunque sé que estás allí al pie de su cama.
¿Cuántas preocupaciones te damos tus hijos? Muchas Madre pero como tienes un corazón tan grande, estás con todos y cada uno de los que te necesitamos y te suplicamos y eso a mí me deja profundamente emocionadaaaaa. Muero de ganas por agradecerte en directo tantoooo pero qué suerte poder hacerlo ya en la distancia. Te quiero tanto Madre Mía!!!! Dame un fuerte abrazo y un besazo en la frente. Me voy con pena de tu lado porque te quiero locamente. Pero ya sabes que siempre vengo, da igual la hora y el momento a contarte tantas cosas…Y te doy las gracias porque siempre me acoges, siempre me atiendes y me escuchas.
¡Qué buena eres Madre Mía!