Skip to content Skip to footer

Queridísima Madre:
Llego de trabajar, son las 22h ahora mismo cuando me dicen que hay una madre de 34 años que se encontraba mal trabajando, se fue a urgencias y le diagnosticaron un tumor maligno muy agresivo y que nada se puede hacer por ella. Tiene dos niñas pequeñas…
Madreeeeeeeee, tu has sacado adelante muchas almas y yo confío en tí! Concédele el milagro de seguir cuidando de su familia por favor, siempre si tú lo quieres. Si crees que su momento ha llegado, aunque yo te pido que le brindes la oportunidad de hacer mucho todavía en esta tierra, que les des la fortaleza a su familia para que puedan sobrellevarlo lo mejor posible.
Vamos Madreeeeeeee, en tus manos la dejoooooo. Hay mucha gente rezando por ella. Todos te ayudamos a que obres el milagro.
Confío en Tí! Pienso en esas niñas, en su marido, en ella misma… Y se me encoge el corazón! Pero para tí no hay imposibles…Acógelos bajo tu manto, protégela con tu corazón para que ese riñón esté de nuevo sano, para que se cure Madreeee.
Te quiero mogollón.