Skip to content Skip to footer

Madre:
Hace una semana que fuimos a verte. Hoy aún me emociono al recordarlo. Vengo a pedirte por Mar, mañana está convocada para las listas. Sólo hay 10puestos de trabajo y ella es la 16.
Madre Mía, que le den plaza por favor! Yo confío en tí! Y creo en los milagros porque soy testigo en propia carne. Vamos Madre, hay que conseguirlo! A tus pies volveremos para agradecértelo tanto si sale como si no sale pero como el NO ya lo tenemos….vamos a por el SÍ!!!!
Y sigo pidiéndote por el otro trabajo también, que lo necesita…
Aprendí de Santa Mónica que la perseverancia en la oración, mueve a las almas a convertirse y a tantas cosinas… así que voy a ser perseverante en estas intenciones y en el resto, que ya las conoces.
Te quiero mogollón, Madre Mía!