Skip to content Skip to footer

Madreeeeeeeeee: Como no quererte locamenteeeeeee….Me has conseguido esos cambios de turnooooooooo…¿Sabré recompensarte por tanto que me das? ¡Lo voy a intentar! Pues te debo tantooooooo, no solo me basta con darte el amor más grande sinó que voy a luchar por parecerme cada día más a tí.
No sé cuándo podré darte las gracias personalmente pues el próximo milagro que no tiene que ser solo para mí, es que pongan un bus frecuente desde Barbastro a Torreciudad para que la gente que no disponemos de medios, podamos ir a verte aunque el esfuerzo sea mayor…Porque sinó, dependemos de que alguien nos lleve. Pero no te preocupes Madre, que ya me apañaré mientras. Nos debemos una conversación profunda a corazón abierto, de esas sin prisas, sin agobios ni horarios, en la que todo nos lo contamos, en la que el tiempo se nos pasa en un vuelo.
Te quiero tanto, Madre Mía, pero tantoooo…Mira como se ríen estos angelinos pero ellos saben que así de real. ¡Cuidar de Ella angelillos míos!