Skip to content Skip to footer

Madre: Vengo a darte las buenas noches y a decirte que me hace mucha ilusión que mañana siendo tu día, se ordenen bajo tu manto 29 sacerdotes de todas partes del mundo… Nos hacen mucha falta. ¿Te parece si entre las dos los cuidamos para que sean muyyy felices, muyyyy fieles y muyyyy perseverantes aunque no lo tengan nada fácil? Para mí los sacerdotes son muy importantes desde que acudí a la primera misa de un recién ordenado que no conocía de nada y desde entonces es mi sacerdote «adoptado». Mañana habrá fiesta en el cielo y en la tierra. Yo te quiero más que todos ellos, ya lo sabes ¿Eh? Pero también sé lo mucho que te quieren.
Bueno Madre, Buenas Noches que mañana es día grande…Me duermo en tus brazos….