Skip to content Skip to footer

Señora, aqui me tienes. Fui a verte, llevando dos intenciones importantes para poner en tus manos. Una de ellas ya la has solucionado de forma sorpendente y la otra, sigue en tus manos y Tú la solucionarás cuando, y como quiera tu Hijo. Madre, yo confío en Tí. Gracias!!!