Skip to content Skip to footer

En estos momentos de angustia -coronavirus- protégenos con tu manto. Somos tus devotas y tus devotos. Te queremos todos de la misma manera: de todo corazón. Protégenos ahora y siempre por los siglos de los siglos.

Te amo muchísimo y gracias por escucharnos.
Te amo. Amen.