Skip to content Skip to footer

Querida Madre:
Hoy te vengo a pedir de una forma mas especial, por mi madre de la tierra. En estos días, está sola en casa y la soledad, se hace difícil de llevar. Dale fuerzas, acompáñala, dale salud de alma y cuerpo y pídele a tu Hijo, que pronto podamos reunirnos de nuevo todos, para poder festejar como en Caná de Galilea el fin de estos días de tanto dolor.
Gracias Madre.