Skip to content Skip to footer

Soy salvadoreña. Señora, yo te pido que por la intercesión de Nuestro Divino Niño, me libres a mi hijo de todo temor de enfermedad. Tú lo has sanado ya, no permitas que esa duda me perturbe, perdóname una vez más, te lo suplico con todo mi corazón, en tus manos me entrego, no me abandones.