Skip to content Skip to footer

Madre, ayúdame a seguir siempre adelante. Llévame de tu mano y no me sueltes. Ayúdale a ella también, para que no se desanime y vea las cosas positivas. Gracias, Madre, por haberme puesto estas amigas tan buenas y especiales en mi camino, porque son un Gran Regalo. ¡GRACIAS!