Skip to content Skip to footer

¡Madre! Échame una mano, por favor. Que me cunda mucho el estudio, que tengo un examen el jueves. Ayúdame a estar siempre animada y animando a los demás.
Para que estemos más unidas que nunca. Ayúdale, que te necesita mucho, no la sueltes de tu mano y llévala siempre por tu camino. ¡Gracias!