Skip to content Skip to footer

Gracias, Madre, por ayudarme cada día y en especial por ayudarme durante mi observación el otro día. Manana me enfrento a lo mismo, por favor, Madre, quédate junto a mí, inspírame y motívame y ayúdame a causar el mismo efecto en ellos. Por favor, haz que los ninos escuchen y disfruten, pero sobre todo, que aprendan durante esa clase. Madre, sé tu mi Maestra y mi guía siempre. Amén.