Skip to content Skip to footer

Madre, como nunca me abandonas y has hecho que en estos días vuelva a revivir un poco más mi fe, te pido que esta tarde tenga muchos frutos, espero que se luzca y nos des más de lo que esperamos, ya de antemano te doy las gracias porque se que no me vas a defraudar.