Skip to content Skip to footer

Virgen Madre de Torreciudad, ¡SON TANTAS cosas las que han pasado desde que estuve allí por última vez! Mi vida, como bien sabes, ha dado un giro muy grande. Dentro de unos días vamos a ir mi marido y yo a verte y a que él te conozca. Te suplico que se realice ese milagro que tanto tiempo llevamos pidiéndote. Muestra que eres Madre y te prometo intentar ser mejor hija de Dios.