Skip to content Skip to footer

Madre mía, falta poco para que vayamos a verte otra vez. Por favor, que se resuelva el tema del colegio y el del trabajo, primero el de colegio. Ayúdanos una vez más, el flaco merece una oportunidad. Que yo Te ame más y a tu Hijo. ¡Prepáranos un camino seguro!