Skip to content Skip to footer

Querida Madre: muchas felicidades por este día tan especial. No sabes cómo me hubiera gustado hacerlo personalmente… Madre, ayúdame en todo lo que Tú conoces porque son épocas muy malas y yo necesito un cambio. Como siempre, Madre, confío en Ti pues ya no sé qué más puedo hacer. Gracias. Te quiero.