Skip to content Skip to footer

Virgen de Torreciudad, te conocí hace unos cuantos años; tengo muchas ganas de volver. En cuanto pueda económicamente iré a presentarte a mi hija. Te pido desde este momento que la cuides y me ayudes a que pronto recupere su salud. Gracias, Madre mía. Intercede por nosotros.