Skip to content Skip to footer

Madre mía, muchas gracias, creo que las cosas se están arreglando, ayúdanos y ayúdale a que vuelva para casa, y que esa persona con la que estaba y todos los que le rodeaban desaparezcan de la vida de mi hija. Que vuelva definitivamente a casa, y encuentre a sus amigos de antes. Gracias por el ángel que nos habéis mandado para ayudarla, haz que se mantenga a su lado, y que para mi hija nosotros, su familia, sea lo primero como había sido siempre. A tus pies te lo pido, ayúdanos y no nos dejes, en ti confiamos, Madre.