Skip to content Skip to footer

Madre: por favor, ayúdamos muchísimo a todos para que todo salga lo mejor posible. Ayúdanos a saber llevar este sufrimiento tan grande porque solos no podemos, te necesitamos, te necesito a mi lado. Tengo la ilusión de poder sentarme «en tus rodillas» en septiembre y poder contártelo todo. Gracias de todo corazón. Siempre tuya, tu hija que te quiere con locura.