Skip to content Skip to footer

Tú sabes que yo no puedo estar hoy materialmente ahí, pero sí lo estoy de corazón. Vuélcate con el Padre y con los ordenandos. Y suscita muchas vocaciones de sacerdotes muy fieles y muy santos. Tú y tu Hijo sabéis bien la falta que hacen.