Skip to content Skip to footer

Madre: gracias porque estuve allí. Tú que siempre me escuchas, no me abandones. Ayúdame a encontrar un trabajo mejor y definitivo evitando salir perjudicada en el que estoy ahora. Las cosas se ponen demasiado complicadas con esta crisis. Te quiero con locura de niña.