Skip to content Skip to footer

Estimada Virgen, no ceso de implorarte la curación de mi hija, ya sé que le has ayudado mucho en otras cosas, pero necesito que recupere su salud. Catorce años de enfermedad y no poder ser como los demás, es muy duro.
Dale un pequeño empujoncito. Gracias.