Skip to content Skip to footer

Madre, gracias por todo, gracias. Ahora te pido, Madre, que me aumentes la fe, que confíe en Dios como confiaste tú. Te doy todo lo que tengo, y te pido por mi familia y amigos, para que también te descubran en sus vidas.
¡Gracias, Madre!