Skip to content Skip to footer

Madre mía, Tú sabes lo que siento por ti, y siempre intento no pedirte nada para mí. Hoy te pido por mi hijo mayor, que encuentre un trabajo y sea feliz él, su mujer y sus hijos, te lo pido de corazon lo mismo que se lo pido a San Josemaría.