Skip to content Skip to footer

Madre mía: ejerce tu papel de Madre ante tu Hijo, como en las bodas de Caná, e intercede por mí para que las piezas de este enorme puzzle que es mi vida se vayan poniendo cada una en su sitio. ¡Por favor, date prisa que se me está acabando el tiempo!
Te quiero mucho.