Skip to content Skip to footer

¡Ayúdame, Madre! Que mi hija recupere sus valores, su seguridad y su autoestima, que los valores que le hemos enseñado no los olvide. Guíala para que no se equivoque, por favor, ayúdanos… Que piense en todo lo que le hemos enseñado y le dé mucha importancia, que para ella tú y la familia sea su mejor guía. ¡Ayúdanos, Madre!