Skip to content Skip to footer

Hola Madre. Perdona por todos estos años en los que me he olvidado de Ti. El 6 de marzo iré a verte junto con mi mujer, mi hermano y mi cuñada, mis padres y, cómo noa a presentarte a mi hijo Carles, con el que te quedarás sorprendida ya que con 18 meses ya se dirige con un beso a cualquier imagen tuya. Ayúdale a ser un buen cristiano. También quería pedirte por toda mi familia, y en especial por esa intención especial que tengo. Ayúdame a que, a partir de este fin de semana, me acerque más a Ti y al Señor, y así poder hacer más felices a los demás. Un beso muy fuerte y hasta pronto.