Skip to content Skip to footer

Madre, es tanto lo que te necesito que no sé cómo llamarte. Escucha, Madre, mis oraciones. Por favor, ayúdame a superarme. Ayúdame a encontrar seguridad en ti para poder despues encontrarla en mí. Ojalá, Madre, pueda llegar a ser una buena estudiante, sacar buenas notas y hacer excelentes presentaciones. Ojalá, Madre, me concedas la gracia de llegar a ser una buena maestra, un poquito solo, como lo fue Jesús. Gracias por todo lo que quieres.