Skip to content Skip to footer

¡Madre! Necesito un cable en eso que tanto me está costando. Sé que en realidad es cuestión de abrir el corazón a mi Padre Dios y de volver a meterme en tu camino. Ayúdame a que no me desvíe, dame perseverancia. Échale un vistazo a esto que se ha quedado parado, que si es lo que tu Hijo quiere… Un besazo y espero verte en breves.