Skip to content Skip to footer

¡¡¡Mami!!! A mí sí que me gustaría verte en breves, pero me es imposible… Te acompaño desde la distancia; no me dejes Tú sola. Ven continuamente a mi lado… tu peque te necesita. Estoy aquí, Mami, que me encuentro un poco sola. Ayúdame a encontrar personas buenas, que me vuelvan a hacer disfrutar de la vida como en «aquellos años»… Que sea humilde para llenarme de felicidad al ver a las demás así, y que tenga un corazón muy grande para querer a todas. Mami: no te alejes de mi lado. ¡Ven conmigo para que no me sienta nunca más sola! ¿Por qué tiene que ser ahora todo tan difícil? Ayuda a toda mi familia aquí, ¿vale? ¡Te quiero mucho, Madre mía!