Skip to content Skip to footer

Madre, he estado hace 1 semana en Torreciudad, y me has cambiado la vida… Yo únicamente quería pedirte por Nana… Pero me has pedido algo más, y no estoy segura de lo que me pides, y por eso, Madre, acudo a ti para que me ayudes a recomenzar y a cargar cada día con mi cruz. Por eso te pido por mi vocación, si es eso lo que Él quiere para mí… ¡Que así sea! Gracias por todo, Madre mía.