Skip to content Skip to footer

Gracias, Madre Amantísima, por la romería familiar de hoy, por los dos nuevos nietos de nuestras hijas, por la comida que hemos recibido y por todos los favores que nos concedes. Te pedimos «explicaderas» oportunas e inoportunas en este mes de mayo y oídos atentos a las llamadas de tu Hijo.