Skip to content Skip to footer

Madre mía,

Te ruego que nos ayudes, tanto a mi hermana como a mí. Los próximos meses van a ser duros, pero con esfuerzo y tu ayuda, todo es posible. Mucho días estoy desesperanza porque creo que no lo conseguiré, pero pienso en Ti y en todas las personas a las que ayudas y me animo. Media por nosotras, si TU intercedes, todo estará hecho. Te prometo que utilizaré mi oportunidad para hacer el bien, para ayudar, para quitar sufrimiento y preocupación, para dar apoyo y palabras de cariño. Te ruego que nos ayudes. No te decepcionaré. Besos de tu hija que te quiere.