Skip to content Skip to footer

Al Cristo de Torreciudad

Mírame a los ojos y dime qué ves
tras ellos, dime qué te dicen…
Mírame de verdad y en ellos verás
reflejados muchos sentimientos
encontrados y una mirada limpia y
clara…
Mírame sin temor porque yo lo
hago sin rencor…
Mírame sin apartar la vista pues
mis ojos tienen mucho que contar…
Mírame sin compasión pero sí con
ilusión pues esta mirada mía, mi
cariño te transmite…
Mírame, por favor, ¡mírame!…
Porque de tu mirada quiero
aprender,
quiero en tus ojos leer lo que tu
alma no sabe expresar…
Mira que me miras y en ese cruce de
miradas,
nuestros ojos hablan por sí solos…
Miradas que al unísono
brillan con una luz especial…
Mírame ahora… y siempre…
pero…
¡¡Mírame!!

Sandrita