Skip to content Skip to footer

Hoy 14 de marzo, primer aniversario de la marcha al Cielo de D. Javier Mora Figueroa, me uniré a la misa que se va a celebrar esta tarde en el santuario, con la certeza personal de que ya no necesita nuestra oración porque está en el Cielo. Tengo la seguridad de su intercesión por todos y, especialmente por todas las personas que con vuestro trabajo esforzado estáis sacando adelante ese querer de san Josemaría que es el santuario de Torreciudad.
Tengo el orgullo santo de haber contado con su oración personal, su amistad y su tirar para arriba con cariño y gracia humana. Su ejemplo de vida santa y de ir siempre por delante con alegría, a pesar de los pesares……… es una herencia suya que conservo muy viva.
Hoy hace un año que con su entrada en el Cielo a la Virgen se le «alborotó el corazón al verle en su Casa»
Ha sido un privilegio tenerle cerca, un cordial saludo a todos
Pilar Villacampa